martes, enero 20, 2009

Pausas activas eliminan el estrés laboral


La gimnasia laboral o pausas activas son periodos de tiempo dentro de la jornada laboral en los que se descarga toda la tensión física y psicológica generada por el trabajo. En estos 7 ó 8 minutos se realiza una serie de ejercicios que le ayuda al empleado a armonizar el día.

Ya muchas empresas a nivel mundial aplican la gimnasia laboral buscando que sus empleados estén más satisfechos y al mismo tiempo prevenir enfermedades causadas por el estrés y la tensión.

Si en su sitio de trabajo todavía no han implementado este método, saque de 7 ó 8 minutos de tiempo y realice estos ejercicios, así logrará cuidar su cuerpo y salir de la monotonía:


Cuello y Cabeza

Sentado en su lugar de trabajo, estire el cuello, haga giros lentamente hacia la derecha y la izquierda. No gire el cuello de forma brusca ni lo lleve hacia atrás, podría comprimir las verticales.

Con este ejercicio lograra eliminar la tensión que causa molestias y entumecimiento del cuello.


Hombros

Sentado con la espalda recta, sin jorobarse, suba los hombros y llévelos hacia adelante, luego realice suaves círculos. Realice estos movimientos varias veces. Después repita el ejercicio en sentido contrario, es decir, levante los hombros y llévelos hacia atrás.

Posteriormente, estire los brazos hacia el frente y mueva las muñecas de forma circular; primero haga círculos hacia afuera y después hacia adentro.


Espalda

Trate de tener siempre su espalda erguida y apoyada en el espaldar de la silla. Cuando se sienta con mucha tensión, sentado con los pies paralelos al suelo, estire su espalda y deje caer el tronco sobre las piernas. Respire profundo y lentamente. Este ejercicio es ideal para eliminar el estrés del cuerpo.


Piernas

Tome como rutina en su jornada laboral, estirar las piernas, no las cruce por más de una hora porque obstaculiza la circulación sanguínea. Sentado, mueva las piernas paralelamente hacia adelante y hacia atrás.


Manos

Relaje las manos de tal forma que las muñecas queden sueltas. Agítelas suavemente de un lado a otro. Luego, mueva de forma circular cada dedo iniciando con el meñique. Realice este mismo ejercicio pero el movimiento realícelo al revés. Después empuñe las manos y gire lenta y suavemente las muñecas de forma circular.


Antebrazo

De pie, junte las palmas de las manos como si fuera a rezar, no entrecruce los dedos, péguelas a su pecho y gírelas lentamente hacia abajo, durante el movimiento no las separe, manténgalas unidas.


Ojos

Mire hacia adelante, luego hacia arriba. Mueva sus ojos en semicírculo primero hacia la derecha y luego, la izquierda, regrese al centro y mire hacia abajo.


Otros consejos

Si trabaja frente al computador, trate de no permanecer muchas horas frente a él. Cambie las tareas cada cierto tiempo o, de vez en cuando, pare y aléjese del ordenador.


También intente que la máquina esté frente a usted, no es forma diagonal. Así evita torcer muy seguido el cuello y no tendrá dolores.

Finalmente busque darle un punto de apoyo a sus brazos. No escriba en el teclado del computador con los brazos al aire. Esto fuera de causarle molestias y entumecimientos, puede ocasionarle problemas severos a largo plazo.